Dentro del amplio programa de actividades organizado por el Ayuntamiento bajo el nombre  “Semavin 11 La cultura del vino”, se celebró las noches del viernes y sábado, 4 y 5 de noviembre,  un ambicioso proyecto cultural denominado Arte, Música y Vino, concebido por Francisco Cabezas y Ricardo Llamas.

Como el propio título indica se trató de aunar en una única oferta las múltiples variantes que engloban estos tres conceptos. Así, el numeroso público asistente tuvo la oportunidad de “maridar” en un mismo espacio, el remozado Molino del Duque, expresiones creativas de cinco de las artes clásicas: pintura, escultura, arquitectura, teatro y música. La primera estuvo representada por un buen número de trabajos de diversos autores: Antonio Quintero, Ricardo Ruz, Paco Lque, Rafael Quintero, Elena Grau, Pepe Roldán, Pepa Moreno, Ricardo Llamas y Jorge López Ruiz.

Por otra parte, en una de las nuevas salas del edificio se recogió una cuidada selección de esculturas de Ricardo Llamas y el artista de Santaella Paco Luque.

La faceta musical fue puesta en manos de Jerónimo Moreno, José Antonio García Valle y Luis Alberto Fernández Pericet junto al duende flamenco de cantaores de la peña cultural flamenca Curro Malena.

Melpómene y Talía también se dejaron ver por el Molino. De la mano de un buen puñado de aficionados, cobraron vida algunos de los grandes lienzos del arte universal, desde Velázquez al belga James Ensor.

Todo ello, fue complementado con un acercamiento a los vinos de la tierra que fueron degustados por los participantes tras la necesaria información dada por la organización.

Fotos Yago