El día: 29 de diciembre.

La hora: las ocho (20:00) de la tarde.

El lugar: Centro de Exposiciones Molino del Duque, en la calle María Coronel, 9, de Aguilar de la Frontera.

El Autor: Rafael Calero Palma (Aguilar de la Frontera, Córdoba, 1970) es Doctor en Filología Inglesa por la Universidad de Granada. Ha publicado el ensayo Charles Bukowski, estética de un salvaje indecente (Ediciones Osuna, Armilla, Granada, 1999); y los poemarios Los poemas del frío (Ediciones Osuna, Armilla, Granada, 2000), Desorden (Ayuntamiento de Salobreña, 2002), Hablando de amor con el cobrador del frac (Editorial Alhulia, Salobreña, 2004), El amor es un helado de fresa derretido en el asfalto (Ayuntamiento de Priego de Córdoba, 2006) y La mirada del jazz (Editorial Alhulia, Salobreña, 2006) un libro en el que el artista Colin Bertholet plasma en imágenes los textos del poeta y Versos de Alambres de Espino (Ed. Alhulia, 2009). Ha participado en varias antologías poéticas, como por ejemplo en la Antología del beso (Mitad Doble Ediciones, Málaga, 2009).

Sus artículos y reseñas han visto la luz en revistas literarias como El Maquinista de la Generación o Ficciones.

Conduce el blog Margen izquierda, donde junto a acerados comentarios de la actualidad social y política profundiza en sus obsesiones literarias.

En varios sitios de la red hay poesías suyas, por ej., en Poetas Siglo Veintiuno hay una pequeña antología con poemas de libros anteriores.

También en Internet escribe con asiduidad en algunos de los medios de comunicación alternativos de mayor audiencia como Rebelión y Kaos en la red.

Es colaborador de Aguilar Digital desde sus inicios.

El Libro: “Desde el mismo título, El placer de ver morir a un ángel, inquieta y a la vez seduce e invita a la lectura. El lector que se aproxima al nuevo poemario de Rafael Calero no deduce, a través de su portada, la fuerza de los versos que va a encontrar en su interior. Se trata, sin duda, a mi juicio, del poemario más redondo y más intenso de este autor.

En él, lejos de los versos de amor y vida a los que ha tenido acostumbrados a sus lectores, desnuda (si es que alguna vez estuvieron vestidos) el interior de una serie de ángeles de hiriente humanidad. Sus errores, sentimientos, miedos y frustraciones. Su propia muerte de ángel revestida de angustiosa cercanía.

Versos para leer poco a poco, perdiéndose en cada uno de los ángeles. Versos para replantearse el verdadero sentido de muchas cosas. Versos que Rafael Calero nos deja para que nos deleitemos con un placer tan efímero como el de ver morir a un ángel.” (Reseñado en el blog La Estrella nazarita.)

La Editorial. La editorial madrileña Huerga y Fierro Editores ha publicado desde 1975 más de 1.800 títulos, tanto de poesía, como de narrativa y ensayo.

Casa editora abierta a un buen texto sin dejar de lado las voces que se van incorporando al mundo del libro, de ahí que en su catálogo cohabiten autores de renombre como Leopoldo María Panero, Julio Caro Baroja, Tabucchi, César Antonio Molina, Javier Tomeo, Naguib Mahfuz, Antonio Colinas, o Antonio Gamoneda, junto con nuevos valores como Beatriz Blanco, Pablo Sanz, Alfonso Vallejo, Ignacio Elguero, María Ángeles Maeso, Jaime Alejandre, Luis Artigue, Bárbara Aranguren, Pedro Luis Ladrón de Guevara, José Luis Molinero, Elena Portocarrero y un largo etcétera.

La banda sonora: la ponen Ángela y Eva Calero.

Un aperitivo de lo que te vas a encontrar:

 Cada vez que disparas a un ángel,

y ves

cómo cae,

agonizante,

sin vida,

sobre el asfalto,

piensas que ya nada volverá a ser igual,

que a partir de ese momento todo cambiará.

 

Pero todo permanece intacto.