En la noche de ayer, vienes 23 de diciembre, se inauguró en el Molino del Duque la exposición de pinturas de Marcelo Quintero Galisteo, que permanecerá  abierta en horario de 7 a 9 de la noche hasta el próximo 6 de enero del 2012. El evento se inició a las 20,00 horas  en el salón de actos de dicho espacio cultural con la intervención del propio autor de las pinturas, quien fue presentado previamente por Antonio Hurtado. En sus palabras de presentación éste significó, además de la condición de amigo y familiar del pintor, la capacidad innata que siempre había mostrado Marcelo par el arte de la pintura, así como su capacidad de superación en diversas facetas vitales, que abarcaban desde le deporte al trabajo. Ensalzó  con distintos adjetivos la obra pictórica que se presentaba esa noche y disertó sobre la misma aludiendo a los espacios donde esta fue creada por el artista.

Por su parte, Marcelo, además de agradecer al presentador las palabras de elogio y aliento, utilizó fundamentalmente su turno para agradecer la colaboración recibida para poder mostrar su creación como pintor, teniendo palabras emotivas para su familia, especialmente su padre y esposa. Finalmente invitó a todos a pasar a la sala de exposiciones para contemplar su obra.

El numerosísimo público asistente pudo recorrer el espacio expositivo donde se mostraban más de medio centenar de lienzos en los que se refleja los espacios más conocidos y monumentales de la Córdoba actual. El grado de interés que mostraban las personas ante la visión de los cuadros reflejaba claramente el beneplácito del público ante el trabajo expuesto. Sin duda, visitando esta exposición nos adentramos en lo emocional de un pausado recorrido  por los rincones, calles y plazas más emblemáticas de la milenaria Córdoba. Luces y sombras nos descubren los momentos del día o la tarde en las que fueron capturadas o soñadas las imágenes reflejadas en los lienzos, invitándonos a recorrer nuevamente estos espacios para redescubrir en ellos la belleza que supo atisbar con su sensibilidad el pintor.