En la noche de ayer, 2 de enero del 2012, se celebró el tradicional concierto de año nuevo con el que la banda Municipal de Música obsequia a las personas que de manera asidua acuden al Llano de las Coronadas para disfrutar de  las actuaciones que tiene la Banda en el “tablao de la música”  lo largo del año.  A pesar de ser una hora poco adecuada  para el tiempo de invierno, numerosas personas siguieron el concierto y aplaudieron de forma entusiasta las distintas obras interpretadas, entre las que cabría destacar la popular marcha  Radetzky, de Johannn Strauss padre, o un amplio popurrí de los villancicos tradicionales.

A la excepcionalidad del concierto contribuyó también el adorno de luces que a modo de catarata cubría el hexagonal escenario cayendo desde el tejado, y que acrecentaba el ambiente navideño que impregnaba todo el acto. Como es tradición, el concierto concluyó con la interpretación del Himno de Aguilar de la Frontera que compuso el recordado maestro Sebastián Valero, recibiendo la Banda un gran aplauso de reconocimiento por su actuación.