Tal como había anunciado este medio, el sábado 21 de abril se celebró en la parroquia de Santa María del Soterraño  el acto de presentación del cartel que anuncia el 400 aniversario de la entronización en este templo de la imagen de la patrona bajo su advocación actual.

Con las palabras de apertura y  bienvenida del hermano mayor de la cofradía Antonio Cruz, y la introducción del secretario, Javier Rincón, como presentador del alcalde Francisco Paniagua,  cuyo cometido fue el de prologar la presentación del cartel que corrió a cargo del autor del mismo, el aguilarense Juan  Arjona, se inició oficialmente esta conmemoración.

Francisco Paniagua hizo un detallado resumen de la trayectoria devocional e histórica de la imagen de la patrona citando a los eruditos locales, y particularizó emociones y vinculaciones personales con la devoción a esta imagen mariana y sus creencias religiosas. También dedico sentidas palabras de admiración por la obra que se presentaba, resaltando de la misma su composición y simbolismo.   

Tras el descubrimiento del lienzo que recoge le original del cartel y la interpretación del himno de la patrona por la Coral del Centro Filarmónico, tomó la palabra el autor del cartel, Juan Arjona, quien tras puntualizar su vinculación personal y familiar al mundo cofrade aguilarense y la especial implicación de su familia con la patrona al haber sido su padre el primer hermano mayor con que contó la cofradía tras su fundación, significó que todo ello suponía un aporte  emocional importantísimo que quedaba reflejado claramente en la obra realizada.

Tras hacer una breve sinopsis  de la metodología, material y estudios previos con los que se había realizado el trabajo de dibujo y pintura, se centró en el mensaje histórico-devocional que encerraba, y su finalidad de, además de anunciar la efemérides reseñada, trasladar a las personas que contemplen el cartel toda la carga espiritual y devocional que ha atesorado la imagen de Santa María del Soterraño en el devenir de los cuatro siglos transcurridos desde que el 27 de septiembre de 1611 fuese devuelta al templo donde se halló soterrada en un silo en el año 1530.

Concluido el ato el numeroso público asistente pudo admirar de cerca el magnifico cartel poniéndose de relieve la complacencia y admiración por la exquisitez del trabajo pictórico, señalando todos la notoriedad de este artista local que ya marcó un hito de excelencia en este tipo de trabajos con el cartel del 400 aniversario del la Advocación del Cristo de la Salud.