Curiosa fotografía que con más de medios siglo de historia nos muestra un momento del  luctuoso suceso  ocurrido  en  la década de los años sesenta en las  instalaciones del Calmante Vitaminado, situadas en uno de los edificios del Llano de las Coronadas, en la planta alta del edificio que acogía la farmacia de don Diego Pérez Jiménez en la antigua Plaza del Marques de Senda Blanca.

Según cuenta la crónicas un importante incendió obligó a desalojar a los trabajadores y sacar el mobiliario y demás pertenencias que pudieron salvarse. Aunque no hubo que lamentar desgracias personales, sí se cuantificaron importantes daños materiales. Tal como muestra la fotografía, hubo mucha  expectación entre los viandantes, incluidos niños, que contemplaron el desalojo del edificio.