Una vez más, la justicia ha cumplido su papel. Una vez más, una familia cristiana, como son las buenas familias americanas, han hecho uso de su derecho a sentarse en primera fila para ver como asesinaban, con premeditación, alevosía y sadismo al reo Troy Davis. Una vez más, los poderes Más >