Un poquito de por favor

 Varios accidentes sufridos por personas mayores han obligado a acondicionar nuevamente uno de los pasos elevados colocados en el perímetro del Llano de las Coronadas. Este hecho pone de relieve una circunstancia que podríamos calificar, al menos, de sorprendente, si reparamos en que son seis o siete los elementos de estas características instalados en un espacio cuya longitud lineal no llegará a los doscientos metros.

Posiblemente sin saberlo hemos batido un record guiness que sería interesante registrar en el famoso libro, aunque solo sea para darnos publicidad. Alguien debería de aplicar algo de sensatez a esta cuestión, ya que de seguir así acabaremos por hacer intransitables nuestras calles.

 La opción de los pasos elevados debe reservarse, según mi opinión, para enclaves donde el tráfico adquiera un peligro especial: salidas de colegios, Centro de Salud, etc. Si por el contrario, y tal como ha ocurrido en el Llano de las Coronadas y otras zonas del pueblo como la Avenida de Miguel Cosano,  lo convertimos en una generalidad, es lógico que reclamen su colocación, como está ocurriendo, los vecinos de todas las calles y, o caemos en el agravio comparativo de unos sí o otros no,  o acabaremos convirtiendo al conjunto del pueblo en un circuito de obstáculos. Como dice el refrán, en el término medio  está la virtud.

 Antonio Maestre Ballesteros       

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Entradas relacionadas

A gobernarrrrrrrrrrr

Martirio. Pedro Sánchez está que se sale. Desde que se tomó unos días para meditar las cosas que le turbaban y le hacían pensar en dejarnos huérfanos y a la

El último descendiente

Antonio Cabello Paniagua hijo de Antonio Cabello Almeda es el único hijo que queda con vida de los familiares directos de las víctimas de la guerra civil y la dictadura

Telenovela Eclesial

Martirio Llevamos ya días con un culebrón protagonizado por unas monjas de clausura, un falso obispo, un obispo verdadero, una falsa Iglesia (llamada secta porque a las Iglesias que no

La sincerebritis

Diego Igeño Conforme voy descendiendo la cuesta de la vida, he apreciado que ha surgido a mi alrededor una patología que crece de manera exponencial: la sincerebritis. Consultado un diccionario