Aguilar de la Frontera Calle a Calle (58)

DSCN5087Antonio Maestre Ballesteros

CALLE IPAGRO

Enmarcada geográfica y cronológicamente en el proyecto de construcción de la Plaza de San José, debemos situar su origen en la primera década del siglo XIX. Su trayecto -comprendido entre la calle Mercaderes y la plaza-, permitió el acceso directo a ésta última desde el sector de población que abarcaba todo el barrio de la Veracruz. Para su alineación y embocadura hubo de derribarse una casa de la antigua calle Sardina. Curiosamente no aparece reflejada en el padrón de 1819, por lo que deducimos que aún no estaba habilitado este acceso a la plaza,  y si existía[1] no contaba con vecinos. Aparece documentada por primera vez en el padrón de 1821 con el nombre de calle Virola, contando tan solo con tres casas o edificios. Los primeros vecinos fueron el herrero Antonio Montero, el sillero Antonio de Reina, y el jornalero Agustín de la Cruz.

El reducido trazado que ocupa y la propia estructura de la misma -encajonada sobre dos casas y sus correspondientes corrales-, limitaron considerablemente el número de personas que la habitaron durante la primera mitad el siglo XIX.  Las tres viviendas iníciales fueron incrementadas en una más a partir de la década de 1830. Entre los primeros vecinos encontramos varios artesanos y un tendero, dato que refleja la favorable situación que tuvo, junto a los demás accesos a la plaza, con respecto al mercado de abastos.

 

VECINO OFICIO
Antonio Reina Sillero
Joaquín de la Cruz

Antonio de los Reyes

Jornalero

Barbero

Francisco Ramírez Tienda de Comestibles

 

AMA. Padrón de Habitantes 1826. Leg. 210. Elaboración Propia

 

En el transcurso del siglo XIX incrementó graduálmente el número de viviendas y vecinos, aunque éste seguía siendo muy limitado por el reducido trazado de la calle. El padrón de 1861 recoge la numeración por aceras abarcando del 1 al 11 y del  2 al 4. Probablemente algunos de esos números no respondían a edificios concretos, sino a salas bajas de las casas que acogían a varios comercios. En el último tercio del siglo XIX la numeración comprendía del 1 al 9 -más una casa  de reciente construcción al no aparecer numerada-, y del 2 al 6, estando inhabitada la primera casa de esta última acera. Si atendemos a la información recogida en dicho padrón con respecto a los oficios que ejercían los vecinos, podemos valorar que la mitad de ellos se dedicaban a trabajos agrícolas -fundamentalmente jornaleros-, y la otra mitad ejercían profesiones liberales.

 

NÚMERO DE LA CASA NOMBRE DEL VECINO OFICIO
Nº 1 Cristóbal Rodríguez Avilés Albañil
Nº 00 Francisco Rosa Cabello Jornalero
Nº 3 José Prieto Galán Tabernero
Nº 5 Pablo Cano Herrera Jornalero
Nº 7 Ramón Tapia Capet Jornalero
Nº 9 Francisco Cabezas Reina Tabernero
Nº 2  Inhabitada  
Nº 4 José Gutiérrez Varo Barbero
Nº 6 José Maestre Cabello Corredor

AMA. Padrón de Habitantes 1870. Leg. 223. Elaboración Propia

 

Con un número similar se mantuvo durante los años restantes del  siglo XIX y prácticamente durante todo el XX, ya que la imposibilidad de aumentar el número de viviendas limitaba también la cifra de vecinos. Durante las primeras décadas del siglo XX se denominó calle Silvela, y con esta nomenclatura aparece en el padrón de edificios y solares de 1926, abarcando sus casas del 3 al 7 y del 2 al 6[2]. Según este documento los propietarios de las citadas viviendas eran:

 

NÚMERO CASA PROPIETARIO
Nº 3 Emilia Terán López
Nº 5 Josefa Mª Lucena Pozos
Nº 7 Francisco Conde Parlón
Nº 2 Juan José Sánchez Prieto y otros
Nº 4 Andrés Cruz Pulido
Nº 6 Joaquín Heredia Tíscar

 

AMA. Padrón de Solares y Edificios 1928. Leg. 471. Elaboración Propia

 

Con la misma nomenclatura se recoge en el padrón de contribución industrial de 1926, donde se constata que existían abiertos tres comercios: la tienda de comestibles de Juan José Sánchez Prieto en el número 2; la albardería de José Valle Martín en el número 3; y la venta de patatas al por mayor de Manuel León Caballero en la número 5[3]. Durante los años siguientes permanecieron abiertas la tienda de comestibles, la de venta de frutas al por mayor y la abacería[4].

Coincidiendo con los cambios de nomenclatura que promovió la primera Junta Gestora franquista, en diciembre de 1936 se rotuló como calle  General Varela, nombre que mantuvo durante toda la dictadura[5]. En los años de posguerra permanecieron  abiertos los comercios de Manuel León Caballero y Juan José Sánchez Prieto, registrándose ambos en el padrón de habitantes de 1940 como industriales.

 

NÚMERO DE LACASA NOMBRE DEL VECINO OFICIO
Nº 1 Manuela Polo León Maestra Nacional
Nº 3 Antonio Toscazo Pino Albañil
Nº 5 Manuel León Caballero Industrial
Nº 2 Juan José Sánchez Prieto Industrial
Nº 4 Andrés Cruz Pulido Albañil
Nº 6 FranciscoÁlvarez Machado Obrero Agrícola
Nº 8 Juan M. Delgado Valle Ferroviario

 

AMA. Padrón de Habitantes 1940.S/C. Elaboración Propia.

 

Con el traslado del mercado a la Membrilla la calle perdió gran parte del tránsito de personas que la recorrían a diario para acceder a la plaza de abastos. Por el contrario ha mantenido desde su creación el protagonismo que le otorga el constituir el acceso de las cofradías del Nazareno y Amargura a la Plaza de San José en la mañana del Viernes Santo. Esta circunstancia motivó que la cofradía mariana colocase en el año 2000 -con motivo de su 75 aniversario fundacional-, un artístico retablo de azulejos realizado por el ceramista local, Antonio Ruiz Varo, con la imagen de la Virgen y los versos que a la Misma dedicara el poeta Vicente Núñez.

Desde 1979 mantiene la nomenclatura de calle Ipagro con la que se rotuló en dicho año por acuerdo de la primera Corporación de la Democrácia[6].

NOMENCLATURAS

 

CALLE SIROLA o VIROLA: nada conocemos sobre la etimiología del primer nombre que ostentó la calle, como tampoco la razón por la que se le otorgó. Como hipótesis deductiva valoramos que, siguiendo la tendencia que prevaleció en el otorgamiento de otras nomenclaturas, ésta pudo responder al apellido de alguno de los primeros vecinos o persona involucrada en la creación de la calle.

Otra hipótesis, que consideramos más fiable, relaciona el significado de la palabra Virola (abrazadera, aro, anillo), con el posible origen o cometido que tuvo la calzada de esta calle al unir y comunicar la calle Mercaderes y su entorno con la Plaza de San José.

 

CALLE SILVELA: con esta nomenclatura se homenajeó a Francisco Silvela y de le Villeuze, político español nacido en Madrid en 1843 y fallecido en 1905, de tendencia conservadora. Ocupó varios ministerios durante la Restauración. Se convirtió en la mano derecha de Cánovas del Castillo y desempeñó la cartera de Gobernación (1890-91). Nombrado jefe del Partido Conservador, se adhirió a las tesis regeneracionistas surgidas en 1898, y llegó a ocupar la presidencia del Gobierno (1899- 1900 y 1902 -3).

 

CALLE GENERAL VARELA: ostentó este nombre durante la dictadura franquista en reconocimiento al militar español, José Enrique Varela, nacido en San Fernando en 1891 y muerto en Tetuán en 1951. Estuvo próximo al Carlismo, y participó activamente en la sublevación militar de 1936, distinguiéndose en diversos frentes durante la Guerra Civil. Tras la contienda fue ministro del Ejercito (1939 – 42) y alto comisionado en Marruecos (1945 -51).

 

CALLE IPAGRO: con esta nomenclatura la rotuló la primera Corporación de la  Democracia para perpetuar en el callejero el nombre más primitivo de la población. Según Palma Varo este vocablo es de origen heleno, suponiéndose que la población de Ipagro fue fundada por los propios griegos durante su estancia en la península, o por los iberos Helenizados de Tartessos. Etimológicamente puede significar caballo salvaje[7].

 

 

 



[1] AMA. Padrón de Hasbitantes 1821, Leg. 210.

[2] AMA. Padrón de Edificios y Solares 1928, Leg. 471.

[3] AMA. Padrón de Contribución Industrial 1926, Leg. 483.

[4] Ibidem. 1933 -1939, Leg. 483.

[5] AMA. Acta Capitular 5 diciembre 1936, Leg. 147.

[6] Ibidem.  25 mayo 1979, Leg. 151.

[7] PALMA VARO, José. Apuntes para …., p. 7.

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Entradas relacionadas

Días como este

Carmen Zurera En las noches de abril acude al patio de mi casa el canto aflautado del autillo en periodos regulares de tiempo. Una especie de silbido al que atribuyo

Un Republicano más

¿Hasta que punto duerme uno con sus anhelos?, si entre la espada fría del desaliento y la calor turbadora de la memoria viva, se esconde la indiferencia de aquel que

Cuando los que mandan…

Ahora que se está removiendo, otra vez, el referéndum de autodeterminación y la independencia de Cataluña estoy recordando algunas declaraciones del ministro de Justicia, Sr. Bolaños. En unas de sus

Todo esfuerzo merece reconocimiento

Carmen Zurera Maestre El ayuntamiento ha propuesto al Atlético Aguilarense FC a los premios Córdoba en Igualdad 2024 convocado por la Diputación de Córdoba. A continuación, se reproduce la memoria