La Cata del Vino acogerá los caldos de 29 bodegas de Montilla-Moriles

1137549_1

No ha llegado la Semana Santa, pero ya huele a zumo de uva fermentado. La trigésimo cuarta edición de la cata del vino Montilla-Moriles no dará respiro a los cofrades cordobeses y a los turistas que visiten la ciudad y a una de las celebraciones que anteceden al mayo cordobés. El Palacio de la Merced volverá a acoger un año más la Cata, que en esta convocatoria contará con la participación de 29 bodegas (tres más en el 2016) y 10 restaurantes. El consejo regulador de la denominación de origen presentó ayer en el Alcázar de los Reyes Cristianos, junto a la estatua de Isabel y Fernando y Colón, esta nueva edición que tendrá lugar entre el 19 y el 23 de abril y que espera superar las 80.000 visitas. En esta ocasión, la madrina de honor será Mónica Muñoz, directora de un periódico digital sobre vinos, mientras que la sumiller montillana Rocío Rey recibirá una de las diez distinciones que se entregarán en este marco. Con un presupuesto de 150.000 euros, los precios de las entradas no varían y se mantienen en 8 euros (5 degustaciones y copa para vino) y 10 euros (5 degustaciones y dos copas). Como gran novedad se incorpora una tarjeta para el control de las consumiciones, que se puede recargar. Asimismo, prevé aumentar la venta por internet para pasar de los 4.000 tickets de la pasada edición a 6.000. Precisamente, la copa será ligeramente más alta que el pasado año.

HOMENAJES / La cata de este año se dedicará al 525 aniversario del descubrimiento de América y al vigésimo quinto de la Orquesta de Córdoba. Durante el acto de presentación, el presidente del consejo regulador, Javier Martín, destacó las dos efemérides a las que se dedica el certamen y valoró la importancia de la cata y el mayo cordobés para el turismo. Precisamente, aventuró que este año «será el más importante por las previsiones turísticas que tenemos». Martín dijo que, junto a otros aspectos como el patrimonio o la gastronomía, la seguridad y la limpieza es lo que más valoran los turistas en Córdoba.

La alcaldesa de Córdoba, Isabel Ambrosio, calificó la cata del vino como una «seña de identidad de la provincia y el principal embajador de uno de los productos de nuestra tierra». «Es una ocasión más para mirar, beber, oler y amar un vino irrepetible», añadió. Ambrosio calificó el vino Montilla-Moriles como «una de las grandes maravillas de la naturaleza» y de una «calidad inigualable».

El presidente de la Diputación de Córdoba, Antonio Ruiz, señaló que Córdoba es afortunada «al encontrarnos con unos caldos que generan empleo y de los que dependen más de 7.000 familias». «Es un producto que aporta innovación, porque es un producto de calidad. Tenemos que volcarnos con estos productos, apoyando la denominación de origen. Esta cata es un referente», manifestó.

Por su parte, la delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía, Rafi Crespín, remarcó los grandes avances que se han producido en los últimos años en el sector, tanto por la modernización de los viñedos, como por el aumento de la comercialización y la entrada en nuevos mercados. «Hay que enseñar todo lo bueno que tenemos. Vamos por el buen camino y ayuda a fijar la población en el medio rural», indicó. Crespín consideró que el sector «tiene un peso económico y social fundamental en la Campiña, crea riqueza y empleo, fija población al territorio y permite muchas posibilidades en actividades relacionadas, como el enoturismo».

En la actualidad, el viñedo se extiende sobre 6.573 hectáreas y la producción fue de 48.811 toneladas de uva en el 2016.

Diario Córdoba

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Entradas relacionadas

Aviso de la Policía Local.

Policía Local de Aguilar de la Frontera informa; CAMBIO TRIMESTRAL DE VEHÍCULOS PROGRAMADO PARA EL PRÓXIMO LUNES, 2 DE AGOSTO.

Datos Covid del 17 de junio

La Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía ha notificado este jueves en la provincia de Córdoba un total de 204 nuevos casos de Covid19.  Aguilar sigue