Hace unos años, en un intento por dejar atrás un pasado de sobres llenos de dinero de procedencia un tanto borrosa y desvincularse de unas ideas un tanto extremistas y casposas y dar una imagen de partido moderno, el PP eligió como líder indiscutible al Sr. Casado. Un muchacho guapito de cara, joven, con amplia sonrisa y sobradamente preparado. Llegó incluso a cambiar de sede, dejando atrás la de la C/Génova que había sido testigo de casi 50 años de andadura de dicho partido. El Sr. Casado logró conquistar a muchos de los españoles con su cara de niño bueno. Pero en los últimos días se han sucedido varios acontecimientos políticos que han hecho que el Sr. Casado se muestre tal y como es: un lobo con piel de cordero. No hay nada mejor para conocer a una persona que verla cabreada cuando se le tuercen sus planes.

   Hace poco ha empezado a removerse el tema de la pederastia en el seno de la Iglesia católica. Pedro Sánchez,  otro guaperas, ha pensado crear una comisión de investigación. Al PP no se le ha ocurrido otra cosa mejor que ponerse de parte de los pederastas, es decir, de la Iglesia y votar en contra. La pobre excusa que esgrime es que se tienen que investigar todos los casos de pederastia y no sólo los de la Iglesia. No sé si no saben que en España llevamos ya muchos años deteniendo, juzgando y condenando (aunque pienso que muy levemente) a los pederastas. Pero ha habido unos que se han escapado de la justicia “terrenal” y sus delitos han quedado impunes. Son los “religiosos” que les gusta “jugar” con niños y cuando son pillados su castigo consiste en una reprimenda o, en el peor de los casos, en un traslado a otra parroquia en la que podrá encontrar otro “juguete” que romper. Eso ha sido siempre así y no logro entender cómo hemos podido aguantar tanto tiempo las manipulaciones de esta gentuza en vez de meterlos en la cárcel que es donde tenían que estar.

   Otro tema en el que el Sr. Casado ha perdido el Norte ha sido en el caso del Sr. Casero con la votación de la reforma laboral. El tema es muy simple. El Sr. Casero está “enfermo”, no va a ir a votar y decide hacerlo telemáticamente. El voto es muy fácil. Sólo hay que entrar a la intranet del Congreso, se vota, confirmas tu voto y ya está. Pues el Sr. Casero que ni estaba enfermo ni na, realmente lo que no tenía eran ganas de ir a su lugar de trabajo. Me gustaría hacer un pequeño inciso aquí para decir que los diputados cobran más de 3.000€ al mes por ir al Congreso y votar lo que tengan que votar, asistir a alguna comisión que otra y alguna reunión que les pongan. Todo un sueldazo para ver muchas veces esas reuniones casi vacías de asistentes. Siguiendo con el tema, el Sr. Casero emitió su voto por internet pero se equivocó. Votó “Sí” en vez de votar “No”. Pero además, confirmó su “Sí”. Cuando se dio cuenta de su equivocación corrió al Congreso a votar en persona pero, según el reglamento,  una vez has votado por internet no puedes rectificar. Pues resulta que, gracias a esa equivocación, se aprobó la reforma laboral. Lo que ha salido por la boca del Sr. Casado es increíble en una persona que aspira a gobernar este país. Ha puesto verde a todo el gobierno y nadie se ha escapado de un buen repaso. Han salido de su boca palabras como “pucherazo”, gobierno ilegítimo y otras bellezas léxicas. Sólo le ha faltado hablar de golpe de estado. Con lo fácil que hubiera sido dar una explicación razonable. Yo creo que tendría que haber convocado una rueda de prensa y haber aparecido con el Sr. Casero con unas grandes orejas de burro sobre su cabeza y explicar que, aunque errar es humano, el Sr. Casero tendría que llevarlas puestas durante un mes allá donde fuera y ¡ah!, nada de cobrar los más de 3.000€ de este mes.

   Y en el tema de la pederastia pienso que tendría que haberse puesto del lado de las víctimas, que haberlas haylas, y no de parte de los verdugos.

   Por estas dos cosas y la manera de llevarlas pienso que el Sr. Casado ha demostrado ser más de lo mismo. Esa derecha retrógrada y casposa que todavía piensa que con Franco vivíamos mucho mejor. Vosotros, por supuesto. El resto no tanto.

Martirio.

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Entradas relacionadas

A gobernarrrrrrrrrrr

Martirio. Pedro Sánchez está que se sale. Desde que se tomó unos días para meditar las cosas que le turbaban y le hacían pensar en dejarnos huérfanos y a la

El último descendiente

Antonio Cabello Paniagua hijo de Antonio Cabello Almeda es el único hijo que queda con vida de los familiares directos de las víctimas de la guerra civil y la dictadura

Telenovela Eclesial

Martirio Llevamos ya días con un culebrón protagonizado por unas monjas de clausura, un falso obispo, un obispo verdadero, una falsa Iglesia (llamada secta porque a las Iglesias que no

La sincerebritis

Diego Igeño Conforme voy descendiendo la cuesta de la vida, he apreciado que ha surgido a mi alrededor una patología que crece de manera exponencial: la sincerebritis. Consultado un diccionario