Las últimas lluvias no consiguen aliviar la situación de los pantanos

El agua caída en Córdoba desde el pasado viernes, cuando se inició el periodo de inestabilidad meteorológica, casi no ha tenido incidencia en la situación de los embalses de la provincia de Córdoba, que apenas han subido un hectómetro más algunos y otros apenas han recogido agua, según los datos aportados por la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG). Así pues, tendrá que seguir lloviendo bastante para que el fantasma de la sequía y de posibles restricciones a medio plazo desaparezcan del horizonte. La cantidad de agua aportada por estas lluvias casi primaverales apenas ha tenido repercusión en los embalses que abastecen Córdoba. Desde la CHG se subraya que el mayor beneficio de las precipitaciones ha sido el de frenar la pérdida de agua, pero poco más.

Este lunes 14 de marzo, los embalses de la provincia almacenaban 799,4 hectómetros cúbicos y se situaban al 23,4% de capacidad, cuando hace un año se encontraban al 34,3%, con 1.171 hectómetros cúbicos. Tras las últimas lluvias, sobre todo las del lunes 14 y el miércoles 16, algunos embalses han recibido cierto alivio que solo se ha reflejado en apenas un hectómetro cúbico más de agua embalsada. El que mejor se ha comportado es el de Iznájar, que entre el lunes y el miércoles, en tres días, ha subido en 8,3 hectómetros cúbicos más, pasando de 254,3 (25,9%) este lunes a 262,668 (26,77%) el jueves.

En cuanto a municipios, en Iznájar es donde más ha llovido. Según los datos de pluviometría de la CHG, el lunes 14 se recogieron en Iznájar 40,1 litros por metro cuadrado y 25,5 litros el miércoles 16, llegando a acumular 94,2 litros en los últimos 7 días, el que más ha recogido de toda la provincia. Tras Iznájar se sitúan Carcabuey, con 35,2 litros recogidos el lunes 14, y Montilla con 30,4 litros también ese día.

Respecto al resto de embalses de la provincia, otro que ha subido 1,1 hectómetros cúbicos es La Breña, que ha pasado en tres días de 139,5 (16,9%) a 140,609 (17,07%). El de Vadomojón pasa de 35,9 (22%) a 37,762 (23,13%), 1,8 hectómetros más. El Guadalmellato, el que mayor agua embalsada tiene de la provincia a día de hoy, con el 44,57%, apenas ha subido 0,8 hectómetros con las últimas lluvias primaverales.

Primavera

Según la Aemet, el inicio del equinoccio primaveral estará marcado por la inestabilidad, ya que llegará una nueva gran borrasca el próximo fin de semana, que se situará sobre el Golfo de Cádiz. No obstante, pronostica una primavera con precipitaciones escasas y temperaturas más altas de lo habitual.

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Entradas relacionadas