Fueron años duros donde la miseria habitaba en los zaguanes de las casas de vecinos, arreciaba el hambre y los piojos escalaban por las desconchadas paredes de los patios y corrales; años de papel de traza y cartillas de racionamiento: se freía sin aceite, se hacían pucheros únicamente con huesos y hasta tortillas sin huevo; años de quinqueles humeantes en las habitaciones, de trabajo duro y poco jornal; años de guisos de pocas papas y mucho caldo. Tiempos del estraperlo alimenticio y moral.

Y en la memoria de esos años quedaron los recuerdos de una infancia entumecida por los rezos y plegarias coreadas en las celebérrimas primeras comuniones organizadas en la iglesia del Hospital por las monjas, con sor Modesta a la cabeza, y como oficiante el «glorioso» don Julián. De maestro de ritos un viejo y malhumorado sacristán, defensor del Ave María, que repartía  pan y chocolate a los niños comulgantes tras concluir la ceremonia.  

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Entradas relacionadas

Imágenes Vividas (703)

Desde su refundación en 1929, la Banda Municipal de Música ha contado con distintos locales de ensayos y academias de educandos, habiéndose destinado para ese fin, a mediados del pasado

Imágenes Vividas (702)

Nos retrotraemos en Imágenes Vividas al año 1986, y a uno de los proyectos culturales más célebres que ha acogido nuestro pueblo en su historia contemporánea, como fue la desparecida

Imágenes Vividas (701)

En estos días, en los que los aficionados del equipo blanco celebran que el pasado sábado se alzó matemáticamente con el título de liga, tras ganar 3-0 al Cádiz y

Imágenes Vividas (700)

La biblioteca pública es un espacio que durante largo tiempo ha desempeñado un importante papel en la vida y la cultura públicas de Aguilar. Las bibliotecas públicas son espacios abiertos