La educación exquisita

Martirio.

Hace ya un montón de años íbamos un grupo de amigas dando un paseo por nuestro pueblo y a una de ellas, tras comerse un helado, al no saber qué hacer con el palo pues estábamos en mitad de la calle y no había ninguna papelera ni cerca ni lejos, no se le ocurrió otra manera mejor que deshacerse de él tirándolo al interior de una casa en ruinas, por una rendija que había en la puerta. Hasta ahí creo que todo muy normal, salvo para una de ellas que decidió darle un pequeño tirón de orejas poniéndole de ejemplo de educación exquisita a dos amigas suyas, una francesa y otra inglesa, que nunca se les ocurriría hacer lo que ella hizo. Parece ser que esa actitud era una gran falta de educación. Mi amiga, la del palo, se sintió abochornada y medio se disculpó aunque no entendiera muy bien el bullón de la otra.   Dicen los mayores que el tiempo les da el color a las cosas y pone a cada uno en su sitio. Pues bien, estoy viendo la final de la Champion y se ha tenido que retrasar más de media hora porque muchos aficionados del Liverpool (ingleses) se han colado por el primer control de entradas con entradas falsificadas. Quizás, también, porque los que la organizaban (franceses) no han sabido organizarla. También parece ser que muchos lugareños (franceses), vecinos de París (¡Oh là là! Nada más y nada menos) se han dedicado, aprovechando los tumultos y las bullas, a robar a los turistas y a formar follón. Cuando hay un partido de fútbol en cualquier sitio y juega algún equipo inglés la policía tiene que emplearse a fondo para que no dejen de tierra calma todo lugar por donde pasan sus aficionados. En otra onda, durante los veranos, rara es la semana que no nos cuentan de algún tonto que se ha ido de juerga y cuando ha vuelto al hotel ha querido darse un chapuzón en la piscina y lo mejor que se le ha ocurrido es tirarse desde el balcón de su habitación que está en el 5º piso. Borrachos, drogados o como sea, hay que ser muy tontos. En la vida se ha dicho nada de eso de los españoles. ¿Y me van a dar a mí lecciones de educación con los franceses y los ingleses? ¡Anda ya!

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Entradas relacionadas

Días como este

Carmen Zurera En las noches de abril acude al patio de mi casa el canto aflautado del autillo en periodos regulares de tiempo. Una especie de silbido al que atribuyo

Un Republicano más

¿Hasta que punto duerme uno con sus anhelos?, si entre la espada fría del desaliento y la calor turbadora de la memoria viva, se esconde la indiferencia de aquel que

Cuando los que mandan…

Ahora que se está removiendo, otra vez, el referéndum de autodeterminación y la independencia de Cataluña estoy recordando algunas declaraciones del ministro de Justicia, Sr. Bolaños. En unas de sus

Todo esfuerzo merece reconocimiento

Carmen Zurera Maestre El ayuntamiento ha propuesto al Atlético Aguilarense FC a los premios Córdoba en Igualdad 2024 convocado por la Diputación de Córdoba. A continuación, se reproduce la memoria