Estas son las fechas de la nueva temporada de caza en Córdoba

La temporada de caza ha arrancado en Córdoba este de domingo, 14 de agosto, con la posibilidad de abatir conejos, mientras una semana más tarde, el 21 de agosto, tendrá inicio la media veda, que se extenderá hasta el 25 de septiembre. Durante este periodo se podrá cazar codorniz, palomas y córvidos. Respecto a la tórtola común, por segundo año consecutivo se prohíbe la caza de esta especie. La Asociación de Jóvenes Agricultores Asaja Córdoba ha insistido a que gracias a esta medida «se aprecian abundantes tórtolas en nuestros campos».

Las tres especies de palomas que se pueden cazar son la paloma torcaz, la paloma zurita y la paloma bravía. Se trata de un periodo de caza “de mucho interés para el sector, que generará gran actividad en nuestras zonas rurales”, y que será la antesala del periodo general de caza, que irá del 9 de octubre al 1 de enero. En el periodo general, se podrán cazar otras especies como la perdiz roja, la liebre y el resto de las especies de caza menor, excluida la tórtola común.

Mientras, la caza mayor se podrá practicar desde el 15 de octubre al 12 de febrero, pero los aguardos nocturnos de jabalí comenzarán antes, en concreto, desde el 8 de agosto hasta el 13 de febrero. Todos los días de la semana se podrá practicar esta modalidad con el único requisito de tenerla debidamente contemplada en el Plan Técnico de Caza del coto en cuestión.

Asaja Córdoba recuerda que en esta temporada de caza existen dos especies para las que se ha declarado la emergencia por los daños que habitualmente causan. Por un lado, el jabalí, para el cual, se considera toda la provincia en emergencia; y por otro lado el conejo, para el cual se han declarado en emergencia 20 municipios de la provincia: Aguilar de la Frontera, Baena, Benamejí, Bujalance, Cabra, Cañete de las Torres, La Carlota, Castro del Río, Fernán Núñez, Guadalcázar, Iznájar, Lucena, Montalbán de Córdoba, Montilla, Monturque, Moriles, Puente Genil, La Rambla, Santaella, y La Victoria. En todos estos municipios, se dispondrá de medidas extraordinarias para poder cazar estas especies de forma más intensa y poder combatir los daños de forma eficaz.

Asaja hace un llamamiento a “la importancia de cazar de forma responsable y ordenada, de cara a velar por el mantenimiento de las poblaciones de especies cinegéticas”, cumpliendo con la normativa vigente y respetando los cupos establecidos para los cazadores en estos días, para estas especies que, de forma resumida, son: codorniz (10 por cazador y día), paloma torcaz (15 piezas por cazador y día durante la media veda, y 50 piezas una vez comience el periodo general), conejo (tres piezas durante periodo hábil de noviembre), perdiz roja con reclamo (cuatro piezas por cazador y día), o zorzal (25 piezas por cazador y día).

Por otro lado, Asaja Córdoba recuerda que la caza es la única herramienta legal de la que se dispone para poder regular las poblaciones de fauna silvestre y mantenerlas en los niveles adecuados. Especialmente en la caza mayor, gracias a la caza se evitan accidentes de tráfico por invasión de fauna mayor a las carreteras, se reduce el riesgo de transmisión de enfermedades a nuestra cabaña ganadera, y se combaten los daños agrícolas.

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Entradas relacionadas