Atardece que no es poco; y yo me recojo mirando a mi pueblo en sus crepúsculos naranjas y rojos.

Se va muriendo la tarde, en sus lamentos,

mientras la noche aparece, llena de ensueños,

encendiendo nuevas luces, neones fríos,

que dibujan sensaciones, flashes perfectos

entre la luz y la sombra…, retratos falsos,

contraluces de tinieblas, de mil aumentos.

Sólo el sentimiento fuerte y cuerdo

de batallas perdidas y sufrimientos…

ilumina los caminos y galaxias

donde mis pasos se afirman en nuevos sueños.

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Entradas relacionadas

Foto Curiosa: la bola de cristal

En este 2024, al que estamos despojando las hojas del calendario, celebramos la efemérides del 250 Aniversario de la construcción de la singular Torre del Reloj de Aguilar de la

Foto Curiosa: nubes bajas

La silenciosa niebla nos sorprende algunos días al levantarnos por la mañana y asomarnos al mirador del Recinto Ferial (terraplén), o caminando por los senderos de “los pinitos” del Castillo.