Los pronósticos eran claros y se han cumplido. La Semana Santa ha estado pasada por agua, y en pocas ocasiones conocidas se han vivido unos días sacros tan desalentadores en cuanto a la celebración en la calle, pero tan bienhechores para el campo y los pantanos.

A tan solo unas horas para que pongamos fin a las salidas procesionales con el cortejo del Resucitado y la Virgen de la Antigua, todo augura que probablemente ese colofón se viva con la misma incertidumbre con que se han vivido el resto de días desde el pasado domingo. Una semana en la que tan solo la Borriquita pudo realizar su salida sin riesgo de mojarse, habiéndose quedado encerradas todas las demás hermandades; y las que completaron su estación penitencial, como las cofradías del Preso y la Paz, lo hicieron de forma acelerada y con un ambiente climático muy adverso.

Con esta situación, difícilmente podremos mañana disfrutar de una jornada en la que se capturen imágenes como la que muestra esta fotografía fechada hace algunos años, donde se visualiza la escalinata del Llano de las Coronadas repleta de gente contemplando el discurrir por este lugar del trono de Jesús Resucitado.

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Entradas relacionadas

Imágenes Vividas (703)

Desde su refundación en 1929, la Banda Municipal de Música ha contado con distintos locales de ensayos y academias de educandos, habiéndose destinado para ese fin, a mediados del pasado

Imágenes Vividas (702)

Nos retrotraemos en Imágenes Vividas al año 1986, y a uno de los proyectos culturales más célebres que ha acogido nuestro pueblo en su historia contemporánea, como fue la desparecida

Imágenes Vividas (701)

En estos días, en los que los aficionados del equipo blanco celebran que el pasado sábado se alzó matemáticamente con el título de liga, tras ganar 3-0 al Cádiz y

Imágenes Vividas (700)

La biblioteca pública es un espacio que durante largo tiempo ha desempeñado un importante papel en la vida y la cultura públicas de Aguilar. Las bibliotecas públicas son espacios abiertos