En vísperas de cada verano, allá por la década de los años noventa, se desplegó en nuestro pueblo una corriente solidaria, en la que se involucraron numerosas familias para dar acogida en sus casas a niños ucranianos tras el accidente nuclear que sufrió la ciudad de Chernóbil, el 26 de abril de 1986. Con el apoyo de la institución Municipal y asociaciones como la Hermandad de la Caridad, la estancia de los niños en nuestro pueblo supuso un apoyo importante, pues la mayoría de ellos estaban acogidos en orfanatos.

Con el paso del tiempo, algunos de esos niños se quedaron en Aguilar, o han vuelto, ya de mayores, como consecuencia de la actual situación bélica que sufre su país.

Testimonio de ese pasado es esta fotografía, de principios de los años noventa, tomada en la puerta del Ayuntamiento tras la recepción que se les hacía cada año la alcaldesa tras su llegada a Aguilar.

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Entradas relacionadas

Imágenes Vividas (712)

En una definición creo que ajustada a la realidad, podemos considerar que el fútbol es para algunos un juego y para otros una forma de vida. Hay quien lo usa

Imágenes Vividas (711)

A lo largo de la historia las mujeres han luchado contra viento y marea para abrirse paso en un camino lleno de obstáculos y prejuicios, también en el ámbito del

Imágenes Vividas (710)

En los 70 y 80 hubo una transición entre guateques, salas de fiesta, discotecas y locales de música. Los ‘baby boomers’ hicimos todo el recorrido, desde el guateque en un

Imágenes Vividas (709)

Los años 80 fue una década llena de acontecimientos muy importantes para el mundo, pero sobre todo para la sociedad española. En esta década, con los nuevos aires de libertad,