El canal de riego Genil-Cabra, en situación absolutamente crítica

La prolongada sequía y la escasez de precipitaciones han motivado que la situación del canal de riego Genil-Cabra sea absolutamente crítica, un hecho que tiene muy preocupados a los agricultores y regantes de la comarca. Tanto es así que el aspecto que presenta el canal este lunes es de completa colmatación y carente de la lámina de agua que habitualmente acompaña a la estampa paisajística de la zona.

Hay que recordar que el pasado mes de marzo las organizaciones agrarias y la propia comunidad de regantes ya denunciaron la desastrosa situación del canal, algo que llevó a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) a permitir un riego adelantado que benefició a algunos cultivos.

“Necesitamos tener soluciones ya, porque a la sequía hay que añadir cómo está el canal de riego; estamos regando con lodo», dijo entonces la secretaria general de COAG, Carmen Quintero.

En la misma línea, y durante la concentración junto a la cabecera del canal, el presidente de la comunidad de regantes Genil-Cabra, Julio Valcuende, dio lectura a un manifiesto conjunto que proponía, entre otras medidas, “la agilización de los trámites para la puesta en marcha de medidas que resuelvan el problema de colmatación existente y la realización de una obra de emergencia con carácter inmediato en la captación del embalse de Cordobilla que permita el bombeo regular sin interrupciones”.

Sin embargo, el problema no ha hecho más que empeorar y hasta el punto de encontrarse, a finales de agosto, con un canal seco y colmatado, que amenaza las cosechas de los próximos meses, algo que puede llevar a la ruina a muchos agricultores y que puede causar un impacto muy negativo para la economía de los municipios afectados.

La zona regable del Genil-Cabra se declaró de Interés Nacional mediante el Decreto 462/74 de 25 de enero. La superficie total de la zona es de unas 40.000 hectáreas, de las que se consideraron útiles para el riego 37.010, distribuidas entre diversos términos municipales de Córdoba y Sevilla en la margen derecha del río Genil, que la delimita por el suroeste. En la actualidad, se encuentan en pleno funcionamiento 23.946 hectáreas. El riego es a la demanda.

La comunidad de regantes está formada por dos colectividades (Santaella y Puente Genil) y la integran todos los agricultores titulares de la explotación de las parcelas. La colectividad Santaella está formada por unos 1600 comuneros y ocupa unas 15.300 hectáreas de Santaella, Montalbán, Montilla y La Rambla. La de Puente Genil está formada por unos 490 comuneros y ocupa unas 8.900 hectáreas de los términos municipales de Puente Genil, Estepa, Santaella y Aguilar.

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Entradas relacionadas