Hasta siempre, camarada

 

juan 2Acabo de conocer la noticia: “Juan Zapatones ha muerto”. Aunque ya llevaba algún tiempo luchando con el inevitable final de la vida, me pilla de sorpresa y siento un gran sobresalto ante lo más natural.

Parece que fue ayer cuando un hombre curtido, correoso, enérgico, con seguridad en sus movimientos y en su palabra, con una actitud siempre de lucha contra el abuso de los fuertes sobre los más débiles, de los de arriba sobre los de abajo, nos abría los ojos a la juventud y nos enseñaba a analizar la realidad de injusticias sociales en la que vivíamos y nos animaba a implicarnos para cambiar lo que desde arriba parecía inamovible, nos hablaba de la responsabilidad individual, de la obligación del proletariado de defender sus intereses y de la necesidad de estar organizados para conquistar derechos.

Él siempre lo hizo desde el Partido Comunista, el partido que  siempre defendió sus ideales y  el que más se identificó con la defensa de la clase trabajadora. Hasta el último día de su vida ha sido fiel a sus ideas y consecuente, en su manera de hacer, con ellas; siempre desde dentro, siempre desde una actitud crítica hacia lo que no le parecía bien, pero siempre construyendo. Así lo hizo y así nos lo enseñó.

Muchos y muchas hemos querido seguir su escuela, para mí ha sido una satisfacción  haberle encontrado y haber compartido con él tantas y tantas situaciones y vivencias.

Gracias, Juan, por todo lo que has dado a los demás, a veces hasta descuidando  lo propio y más querido, siempre anteponiendo el compromiso con los ideales. Hombres como tú nunca mueren porque en cada gesto, en cada pensamiento, en todo camino hacia la igualdad y la justicia, tú estarás presente, nuestras mentes y nuestros corazones te llevarán, porque como bien decías: “La lucha nunca acaba”. Hasta siempre, camarada.

 

Carmen Flores

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Entradas relacionadas

A gobernarrrrrrrrrrr

Martirio. Pedro Sánchez está que se sale. Desde que se tomó unos días para meditar las cosas que le turbaban y le hacían pensar en dejarnos huérfanos y a la

El último descendiente

Antonio Cabello Paniagua hijo de Antonio Cabello Almeda es el único hijo que queda con vida de los familiares directos de las víctimas de la guerra civil y la dictadura

Telenovela Eclesial

Martirio Llevamos ya días con un culebrón protagonizado por unas monjas de clausura, un falso obispo, un obispo verdadero, una falsa Iglesia (llamada secta porque a las Iglesias que no

La sincerebritis

Diego Igeño Conforme voy descendiendo la cuesta de la vida, he apreciado que ha surgido a mi alrededor una patología que crece de manera exponencial: la sincerebritis. Consultado un diccionario